La montaña invernal  nos ofrece un amplio abanico de posibilidades dentro de la práctica deportiva.

Desde el punto de vista del equipo, no debemos olvidar tres partes fundamentales. Como nos vestimos, con que nos calzamos y el  equipo de seguridad. Aún en las actividades más simples deberíamos tenerlas en cuenta, ya que son la base para disfrutar.

En esta ocasión abordaremos esta última, ya que suele ser la mas descuidada de las tres por parte de los usuarios.

Seguridad en la Montaña Invernal

Varios son los elementos de seguridad indispensables que complementarán a la vestimenta y al  calzado, en las actividades desarrolladas en las montañas nevadas. Hablaremos del Material duro de seguridad y de uso general en la mayoría de las salidas invernales.

air-tech-classic

Crampones:

Indispensables en cualquier actividad en la que la superficie esté nevada. En años de poca precipitación debemos recordar que los prados en altura, frecuentemente anegados, son pistas de patinaje, extensas, traicioneras e interminables. Los  crampones deben ir en la mochila aunque muchas veces tengas la sensación de pasearlos.

Un crampón de correas de 10 ó 12 puntas será útil, aunque se utilice sobre calzado inadecuado o  flexible..Es imprescindible ensayar su colocación en casa y en la nieve, colocarlo antes de necesitarlo, para no tener que  lamentar nunca que sea demasiado tarde.

air-tech-evoimg_0030

Piolet:

Cuando el grado de inclinación aumenta necesitamos un elemento para detener la caída en una ladera. Un piolet de travesía de unos 65-70 cm. cumplirá sobradamente este cometido.

Sea cual sea su marca o modelo no olvidéis probarlo y jugar con el  cuando no es necesario, para saber qué hacer con el cuando haga falta.

13087584_1039895662756853_6445733623051016032_ncasco

Casco :

Deslizarse por una ladera de nieve dura , a no mas 30º de inclinación, adquiriendo velocidad a medida que caemos,  nos dará una idea de lo desprotegida que está la “caja de las ideas”. Menos de 60,00€ nos dejan sin argumentos para prescindir de esta protección.

 

83041dbb_lys-new_blu

 

Raquetas:

Pocos artefactos producen tanta satisfacción al alcance de la mayoría. Caminar con raquetas es sencillo y permite adentrarse en la montaña invernal con un mínimo de garantías de disfrute. Las raquetas proporcionan una sustentación extra sobre nieve profunda o sobre las escobas que cubren el  sistema central y  que añaden profundidad a esa nieve. También sobre nieve dura, nunca en  mas de 30º de inclinación.

Un buen par de raquetas debería contar con pequeñas puntas, en la base y dientes en la puntera de la fijación para  una mayor tracción.

La fijación de correas será la más polivalente, pudiéndose utilizar con cualquier tipo de calzado, duro o blando, en invierno o primavera.

Captura

Arva pala y sonda:

Se considera Material técnico pero en la montaña invernal,  se está convirtiendo en indispensable.

Trinomio necesario para el esquiador de montaña, los tres elementos de seguridad suponen la única opción de actuación inmediata ante una avalancha.

Si acudimos a la montaña el día después de grandes precipitaciones de nieve, la localización  y rescate mediante estos tres elementos, será el único dispositivo rápido en manos de los que nos acompañen. No hay servicio de rescate que en estas condiciones pueda superar la primera acción de un compañero familiarizado con el  sistema  de búsqueda.

Y lo mas importante:

No olvidéis que hoy se pueden aprender todas estas disciplinas de forma adecuada y segura con un profesional.

descarga

Hay cursos a medida de todas las  actividades invernales, además de libros especializados que complementarán ese aprendizaje.

Nos vemos en las montañas!

Deportes Alonso.